Cómo Hacer una Newsletter Realmente Efectiva

Cómo Hacer una Newsletter Realmente Efectiva

Si aún no has integrado los encantos del email en tu estrategia de marketing digital,

¡¿A qué estás esperando?!

☝ Antes de seguir: Suscríbete y recibe los próximos artículos sobre SEO y Marketing que publiquemos en tu email.

Sabemos que el público recibe cada día una infinidad de información que nunca llega a consumir…

Sin embargo, una newsletter útil y creativa tiene un enorme potencial para fidelizar clientes, establecer relaciones de calidad con ellos, enviar tráfico a la web y, en definitiva, aumentar los ingresos.

De hecho, si se emplea bien, el ROI puede superar los 30€ de retorno por cada euro invertido (40 veces más efectivo que las redes sociales).

Pero, ¿cómo hacer una newsletter que realmente funcione?

¡Te lo explicamos ahora mismo!

Las cuatro claves para triunfar con tu newsletter

Antes de empezar, un consejo: elige un objetivo.

Si te paras a observar ejemplos de newsletter comprobarás que suelen tener una finalidad concreta. Esto es muy importante para potenciar su eficacia.

Básicamente son cuatro los objetivos más comunes:

  • Difundir contenidos corporativos, reforzando así la visibilidad y el reconocimiento de marca.
  • Fidelizar al público objetivo creando engagement. ¡Enamórale!
  • Convertir al suscriptor en lead cualificado, esto es, el usuario que entrega sus datos a través de un registro, entrando así en tu base de datos.
  • Vender, ganar dinero, hacer negocio. Fin último de cualquier estrategia de marketing digital.

A continuación te explicamos cómo hacer una newsletter efectiva y orientada a cumplir unos objetivos concretos.

Contenido

Si empezamos a bombardear a todo quisqui con información promocional y sin un plan estratégico, solo conseguiremos que el usuario nos ignore o, peor, se dé de baja en la suscripción.

Y no queremos que eso ocurra, ¿verdad?

Para evitarlo, al crear una newsletter debemos asegurarnos de que los contenidos que enviamos son interesantes para el receptor.

Plantéate qué le ha llevado a interesarse, porque recuerda: ha sido él quien se ha suscrito voluntariamente.

Normalmente esperará encontrar novedades de la marca o información sobre el lanzamiento de nuevos productos o servicios. A veces es muy interesante ofrecer contenido de utilidad relacionado con el producto o servicio que ofreces:

Por ejemplo, una empresa de muebles para el hogar que aporta consejos sobre decoración de dormitorios según las últimas tendencias de cara al verano.

Esto tiene dos ventajas: por un lado, crear engagement y, por otro, mostrarse como una marca de referencia en tu actividad.

☝ Un consejo: incluye CTA’s.

Los botones de llamada a la acción consiguen conectar con el público, aumentar el share o convertir al usuario en cliente final, según qué persigas con él.

Es importante ubicarlos correctamente e integrarlos en la misma línea de diseño de la página, por ejemplo:

Solicita presupuesto sin compromiso

😉

Asunto y remitente

Hemos hablado de cómo crear contenidos interesantes, sí…

Pero nada de esto sirve si el usuario nunca llega a abrir el correo.

¿Cómo hacer una newsletter atractiva desde el primer golpe de vista?

Pues empezando por crear un asunto llamativo:

  • Debe ser breve pero intenso: utiliza palabras enérgicas y cargadas de significado.
  • Sé creativo; diferénciate del resto de mensajes en la bandeja de entrada (¿harto ya del emoji sonriente con gafas de sol…?)
  • Puedes utilizar siempre el mismo asunto (genera familiaridad y branding), cambiarlo en cada caso según el contenido (aporta flexibilidad) o utilizar una fórmula mixta: incluir un elemento fijo en cada email y otro variable (es uno de los métodos más recomendables).
  • Utiliza emoticonos. A nivel visual, ayudan a atraer la mirada del usuario. Y si tiene relación con el contenido, ¡mejor! Por ejemplo, un email con información inmobiliaria introducido por una casita.
  • Asuntos con fórmulas del tipo “Mira este vídeo” tienen mayores ratios de apertura (y las newsletter que incorporan vídeo suelen funcionar bastante bien).
  • Incluye el nombre de pila del usuario; una técnica de neuromárketing muy eficaz para captar su atención.
  • ¡¡¡Evita parecer spam GRATIS!!! Como te habrás fijado, el exceso de signos de exclamación, las mayúsculas y palabras como “gratis”, “oferta”, “promoción” o “2×1” son, por lo general, sinónimo de spam. Evítalos o será el usuario quien te evite a ti.

Y por último, pero no menos importante, utiliza un remitente que genere confianza. Por ejemplo, incluyendo el nombre y apellido del mismo, usando la marca como remitente o haciendo una combinación entre ambos.

☝ Un consejo: haz test A/B con cada envío, y podrás comparar el rendimiento de las líneas de asunto respecto a la tasa de apertura.

Diseño

HTML es el diseño de email que más triunfa cuando predomina la imagen sobre el texto.

Los diseños planos o semiplanos suelen ofrecer buenos resultados, aunque en algunos casos, las imágenes son muy buenas compañeras.

La clave está en realizar pruebas previas hasta dar con la fórmula ideal, pero teniendo siempre en mente la sencillez y simplicidad.

Segmentación de públicos

Es muy recomendable segmentar la lista de suscriptores para ofrecer a cada usuario contenidos que puedan resultarle interesantes.

Por ejemplo, añadiendo un campo al formulario de suscripción del tipo “cargo”, “sector” o “industria”.

Esto quizá disminuya la tasa de conversión de tráfico web a emails obtenidos, pero puede ser muy beneficioso porque, cuanto más se adecue un contenido a su target, mayor efectividad tendrá.

Por último, te recomendamos eliminar los suscriptores inactivos para optimizar tu base de datos y poner tu foco de atención en aquellos que realmente están interesados (no sin antes preguntarles si quieren permanecer o recordarles por qué deberían hacerlo).

Esta limpieza también permitirá seguir unas métricas correctas, algo que comentamos un poquito más abajo 🔽

Detalles para sacar el máximo partido a tu newsletter

¿Todavía tienes dudas sobre cómo hacer una buena newsletter?

Igual con estos consejitos por cortesía de la casa conseguimos solventarlas…

  • Envía un primer email para dar la bienvenida, pero sin desvelar todo lo que está por llegar. ¡Intenta crear algo de misterio o expectación de cara a las siguientes!
  • La frecuencia de envío. ¿De qué depende? Básicamente, de tu capacidad para generar contenido nuevo (¡y de calidad!), o de la cantidad de información de la que dispongas. Puede ser diaria, semanal, mensual… Incluso depender de la publicación de un nuevo artículo en tu blog. ¿Te has planteado enviar un email diario? ¿a caso hay alguna empresa que decida no vender un día?
  • Aporta siempre un valor añadido al usuario: sé creativo, útil y ¡diferénciate del resto!
  • Mide los resultados para conocer la efectividad de la newsletter y su evolución a lo largo del tiempo. Las métricas principales son:
    • Open rate (tasa de apertura)
    • Click-to-open-rate (CTOR), que mide el porcentaje de usuarios que hace click sobre el email una vez abierto. Este medidor te dará pistas sobre la calidad del contenido y el nivel de engagement sobre el usuario.
    • Desuscripciones: aquí analiza bien el contenido. La causa principal suele ser un tema alejado del interés de tus leads.

Y tú, ¿qué más haces para hacer newsletters efectivas?


Bruno Ramos
Content Manager en AgenciaSEO.eu | Especialista en Marketing de Contenidos, SEO on-page y social media.
Publicado el

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *