¿Cómo saber si Google ha indexado mi página?

Compartir en linkedin
Compartir en facebook
Compartir en twitter

¿Quieres saber si tu página está indexada en Google?

Es probable que lances una URL, pase un tiempo y te preguntes cuál es el estado de esa página en concreto.

En este artículo te resolveremos la duda de forma rápida, explicando qué significa que una página esté indexada, cómo averiguar si se encuentra indexada y qué soluciones aplicar en caso de que no lo esté.

¿Qué es una página indexada?

Una página indexada es una página que Google ya ha reconocido y decide mostrarla en los resultados de búsqueda para resolver búsquedas determinadas.

Para ello se basan en lo que los bots han interpretado al rastrearla.

Si la URL se encuentra indexada, al realizar una consulta en los motores de búsqueda con los términos objetivo, se mostrará en los resultados de búsqueda (SERP).

¡Pero ojo!

Esto no quiere decir que busques en Google la página y se muestre en el primer resultado.

Lo más normal es que una URL recién indexada aparezca al final o mitad de las 10 primeras páginas de Google, o que los motores de búsqueda la muestren para una respuesta diferente a la que has planeado.

¿Cómo funciona la indexación?

Para que una página llegue a estar indexada debe haber sido rastreada y cumplir algunas condiciones.

Primero, los crawlers (arañas rastreadoras) descubren el contenido nuevo de tu sitio web.

Una vez reconocen las URL  nuevas que han encontrado en tu sitio, si consideran que este contenido cumple con las condiciones para mostrarse en la hoja de resultados, pasarán a incluirlo en su índice para clasificarlo e indexarlo.

Los requisitos para que se indexe el contenido -de forma resumida-, hacen referencia a evitar malas prácticas como pueden ser:

  • Contenido copiado.
  • Contenido engañoso.
  • Contenido generado automáticamente.
  • Contenido que no aporta valor alguno, lo que conocemos como Thin Content,

Y para comprender con totalidad cómo una URL llega a estar indexada, puedes profundizar más en cómo funciona el algoritmo de Google, y así entender mejor todo este proceso.

¿Cómo saber si mi página está indexada en Google?

Para saber si tu página se encuentra indexada en Google, por lo que hemos hablado hasta ahora, no es tan sencillo como buscar el título de la entrada en las SERP.

Al tratarse de una URL nueva, probablemente no la vayas a ver en la primera vista de resultados, aunque esté indexada.

Para saber si una página se encuentra index, tienes las siguientes opciones:

Comprobar la indexación en el buscador de Google

Lo más rápido es utilizar el comando “site:”. Este comando lo que hará es limitar la búsqueda a los resultados con relación a un único sitio web o parte de él.

¿Cómo aplicarlo?

En este caso, al comando “site:” le solicitarás que te limite los resultados de búsqueda a mostrar únicamente la página que quieres comprobar si se encuentra indexada.

Esto lo harás incluyendo: site:+la dirección completa de la URL.

Por ejemplo, si quieres conocer si la página: “https://agenciaseo.eu/consejos-seo-fundamentales/” se encuentra indexada, realizarás tu consulta en el buscador de la siguiente manera:

utilizar comando site

En este caso, al ver que sí aparece en los resultados de búsqueda, significa que sí se encuentra indexada; de no devolver ningún resultado te estaría indicando que la página no se encuentra indexada en ese momento.

Comprobar la indexación en Google Search Console

Otra opción es ayudarte de la herramienta Google Search Console.

Con GSC no solo vas a obtener información sobre si la página se encuentra index o no. También te permite conocer otros datos tales como: saber si los bots han llegado a descubrir la URL si no está indexada, cuál es la última vez que fue rastreada, si Google ha detectado un motivo para que no esté indexada, etc.

¿Cómo comprobar la indexación a través de GSC?

Una vez te encuentres en el panel de Google Search Console de tu sitio, incluye la URL en el buscador e inspecciónala pulsando la tecla Enter o Entrar. Verás que te devuelve la información de esa dirección, y en el caso de que se encuentre indexada, la herramienta te indicará “La URL está en Google”.

Comprobar la indexación en Search Console

Como te adelantaba, GSC te permite obtener mucha más información de tu web, tanto de rastreo como de indexación. En esta completa guía de Search Console te explicamos todas sus funcionalidades para que puedas sacarle el máximo provecho.

¿Qué hacer si tu página no está indexada?

Si después de realizar la comprobación te encuentras con que la dirección comprobada no se encuentra index, aquí es cuando surge la duda y debes buscar cuál puede ser la razón para que no lo esté.

Y, en el caso de tratarse de un error, saber cómo resolverlo.

Para verificar si existe algún problema, lo más útil y sencillo es ayudarte de la información que aporta Search Console.

En el caso de no tener acceso a esta herramienta, las comprobaciones más importantes que debes hacer son:

Asegúrate de que tu URL es rastreable

En muchos casos se debe a fallos manuales, como puede ser haber bloqueado a través del archivo robots.txt algún parámetro que puede estar incluido en la dirección de la página, o que tenga la etiqueta noindex.

Si está bloqueada a través de obots.txt, los rastreadores no pueden acceder a ese contenido y, si contiene la etiqueta noindex, no se indexará.

Comprobar en robots.txt

Este puede ser un error más común de lo que parece.

En ocasiones puedes bloquear algunos parámetros que luego en un futuro pueden llegar a causar este tipo de conflictos; o bien te encuentras con un robots que viene por defecto y te llega a provocar este tipo de problemas.

¿Cómo puedes revisar esto?

Escribe en la barra de búsqueda: “tudominio/robots.txt” y te devolverá el tipo de robots que esté configurado para tu sitio.

Ejemplo de archivo robots.txt

Observa todos los parámetros que contienen Disallow y asegúrate que ninguno coincide con la dirección de tu página.

Si no encuentras ninguna coincidencia, el problema no está siendo provocado por robots.txt.

En el caso de que la encuentres, tendrás dos opciones:

  • Eliminar ese Disallow. Si haces esto, asegúrate de que no va a afectar a otras partes de tu web.
  • Incluir una línea que contenga Allow con algún parámetro que haga referencia a esa URL. De esta forma estarás bloqueando el resto menos a la página que te interesa.

Si te ha quedado alguna duda puedes ver aquí cómo funciona un Robots.txt de manera completa.

Etiqueta Noindex

Para comprobar que la etiqueta es la correcta y no le estás solicitando a Google que no quieras que muestre tu contenido, sitúate en tu página, presiona botón derecho y presiona inspeccionar.

Desde el código, con la ayuda de ctrl+F, busca “index” o “noindex”, y asegúrate de que solo se te muestra la etiqueta “index” en la línea meta=”robots”.

Ver la etiqueta index en el código fuente

Si no fuese así, la solución será tan sencilla como modificar esta etiqueta desde el editor de tu página y solicitar la indexación de nuevo.

Tu página o entrada es muy reciente

¿Hace poco que has solicitado indexar la página?

Recuerda que la indexación es un proceso de varios pasos, y hasta que las arañas de Google no decidan pasar por tu sitio, no tendrás la oportunidad de que descubran este nuevo contenido (y decidir si indexarla o no, esto también depende de la autoridad, cantidad y calidad del contenido global).

Los rastreadores no nos indican cuándo pasarán por un sitio web, y depende de muchos factores, pero el más importante al que prestarle atención es a tu presupuesto de rastreo.

👉 Puedes ver en este artículo qué es el crawl budget y cómo optimizarlo en tu web, ya que de éste dependerá la frecuencia y cantidad de veces que pase el bot de Google por tu sitio.

Examina tu página con la herramienta de inspección de URL de Search Console:

Con esta herramienta te será mucho más sencillo averiguar el problema.

Para hacerlo deberás acceder a la herramienta de inspección de URL e inspeccionar esa dirección.

Al hacer esto, la herramienta de Google te aportará información acerca de tu solicitud.

Informe detallado de la inspección de URL de Google Search Console

En este caso, está mostrando que la URL inspeccionada fue descubierta el 8 de marzo y en la parte superior indica que no se ha incluido por contener la etiqueta noindex.

También te puede indicar otro tipo de problemas técnicos, como que se encuentre bloqueada por algún mecanismo de protección como el bloqueo a través de robots.txt o la protección con contraseña.

Para encontrar la solución al problema, cuando mandes a inspeccionar la página, lo primero será comprobar si Google ha llegado a reconocer esa dirección.

Deberás prestar atención a la información que te indica cuando se dé el caso de que la dirección ha sido rastreada, pero ha decidido no incluirla en su índice.

Si no tienes ningún problema técnico y tú página no ha sido rastreada todavía, envía a indexar ese contenido si aún no lo habías hecho o, si ya lo hiciste, pero ha pasado un tiempo, puedes solicitarlo de nuevo.

¿Cómo solicitar la indexación de una URL?

Realizar esta petición es muy sencillo, desde la herramienta de inspección de URL, tienes la opción para solicitar indexar la misma página que estás inspeccionando.

Mensaje de Search Console que nos indica que una URL no está indexada en Google

¿Cómo hacer que mi página se indexe más rápido?

Cada día existen más sitios nuevos y esto hace que para Google sea cada vez más difícil descubrir el nuevo contenido.

Si has solicitado indexar, le has facilitado el trabajo, pero aun así tienes más acciones que puedes aplicar para facilitar que te encuentre:

  • Sitemap. En el sitemap le indicas a los rastreadores un índice con el listado de páginas que deben seguir. Es una forma de facilitar el camino y evitar que pierdan tiempo en las URL que no deben.
  • Utiliza el enlazado. Los robots descubren webs y páginas a través de enlaces. Cuantos más sitios te estén enlazando, más posibilidad tendrás de que lleguen a ti. También asegúrate de que el enlazado interno llega a todas las URL, de lo contrario les estaremos dificultando encontrar ese nuevo contenido.
  • Utiliza URL amigables. Estas son aquellas que evitan parámetros complicados estilo “/pag?123” y utilizan la palabra clave que describe el contenido. Por ejemplo: “/tienda_electrodomesticos”. Para los bots estas direcciones son más fáciles de rastrear, y más fáciles de recordar para el usuario, además de ser una buena práctica a nivel SEO.

En general se trata de allanarle el camino a las arañas de Google, facilitando que lleguen solo al contenido que te interesa y que ocurra en el menor tiempo posible.

La indexabilidad dentro de un sitio web es sin duda uno de los aspectos SEO más relevantes, ya que cualquiera que sea el objetivo que persigas con una página, lo primero que necesitas es que llegue a mostrarse en Google.

Si tienes alguna duda, siempre puedes ponerte en contacto con nosotros y así conocer cómo tratamos la indexabilidad dentro de una estrategia SEO, y cómo podemos ayudarte a alcanzar los objetivos de tu negocio.

¿Hablamos?

Suscríbete

Te enviaremos nuevos artículos sobre SEO y marketing online a tu email

Compartir en linkedin
Compartir en facebook
Compartir en twitter

Escrito por:

Jamil

Jamil

Jamil

Jamil

¿Que necesitas saber?

Deja un comentario

Descarga nuestro EBook gratuito

GUÍA SOBRE SEO PROFESIONAL

Un caso práctico para enseñarte cómo mejorar tu posicionamiento web