Cómo hacer un informe SEO para visualizar los resultados de una estrategia SEO

Compartir en linkedin
Compartir en facebook
Compartir en twitter

Cuando trabajas en proyectos SEO propios y, sobre todo, en proyectos ajenos, mostrar todas aquellas acciones llevadas a cabo y su evolución, es muy importante. Y es que nos servirá para saber si vamos en la línea adecuada.

Los informes SEO son una herramienta magnífica para pintarlo pero, ¿sabrías decirme qué aspectos deben recoger estos documentos?

¡Toma nota! Aquí va todo lo que no puede faltar.

Creación de un informe de SEO para tus clientes

Una vez hecha la auditoría correspondiente en cada proyecto es el momento de ponerse manos a la obra con las tareas recurrentes.

A medida que estás tareas se vayan completando y desarrollando, la creación de un informe SEO permitirá plasmar el progreso y el impacto de las acciones.

Lo que se ha de mostrar en este documento es:

  • Progreso de las tareas.
  • Tareas ya completadas.
  • Hitos conseguidos en el proyecto.
  • Estado de las palabras clave.
  • Evolución del tráfico orgánico de la web.
  • Planteamiento de nuevas acciones y objetivos para el siguiente mes.

Haz un informe centrado en el cliente

Incluye los objetivos marcados por el cliente. Deja de lado hitos genéricos tal como ‘conseguir más ventas’, o ‘subir posiciones’. Es algo muy básico y subjetivo.

A partir de haber hecho la auditoría previa y conocer la situación general del proyecto, puedes marcar objetivos realistas como:

  • Mejorar la conversión a un 2%, por ejemplo.
  • Conseguir X palabras relevantes y de negocio en TOP 10.
  • Superar a los competidores locales.

A la hora de determinar estos objetivos es importante el feedback con el cliente para que él mismo determine qué puede resultarle interesante y qué no.

Marca todas aquellas tareas finalizadas

Es posible que los objetivos globales incluyan una serie de tareas para poder llevarse a cabo.

En este sentido, será importante hacer un listado de todas esas tareas e ir marcándolas en el informe una vez se haya completado.

Clasificación de las palabras clave del proyecto

En muchos casos, esta es la parte más importante del informe SEO. Al menos, para los clientes.

Una forma excelente de mostrar la evolución es con una Excel de seguimiento en la que se vaya actualizando (semanal, mensual…), la posición de las palabras clave, y en la que también se incluya el volumen de búsqueda.

TIP: Si tienes Semrush o cualquier otra herramienta de monitoreo, podrás sacar esta información directamente desde el proyecto.

Puedes también mostrar una comparativa de evolución con la competencia para ver si los pasos que se están dando son los adecuados.

Por ejemplo, si has estado añadiendo nuevo contenido o trabajando diferentes aspectos técnicos en una web en cuestión y, como resultado, se ha dado un crecimiento en las SERP, puedes atribuir las mejoras a dichas acciones.

Para asegurarte que estos es cierto, puedes complementarlo con los informes de tráfico orgánico de Analytics, o bien con las métricas de Search Console, entre otros.

En este apartado de palabras clave, como plus, siempre puedes sugerir nuevas ideas a partir de un keyword research, para futuras acciones.

Enlaces conseguidos

Una buena estrategia de link building es fundamental en cualquier proyecto de posicionamiento, por lo que tu informe SEO deberá recoger este aspecto.

Informa sobre la estrategia a seguir, los enlaces que se han conseguido, así como cuál será la propuesta a seguir el mes siguiente (tipo de medios, anchors texts, URLs del proyecto a atacar).

Como extra, siempre puedes añadir el estado de la competencia respecto al cliente, o como se está evolucionando en base a determinadas métricas.

Mejoras a nivel técnico

Si estás desarrollando una serie de acciones de SEO técnico, el informe SEO también debe recogerlas y monitorizar lo que han supuesto.

Por ejemplo, si estamos trabajando aspectos de velocidad, recoger los cambios que muestra PageSpeed Insights.

En función de las acciones tendrás que aportar una información u otra: rendimiento del sitio, visitas orgánicas, etc.

Mejorar a nivel de usuario

Que un sitio sea más usable siempre será un plus para tus visitantes. Por ello, la optimización de la estructura, la navegación, o la conversión, entre otros, es óptimo que esté entre tus tareas recurrentes. Y, por tanto, recogido en el informe SEO.

Estos aspectos, la mejor forma que tendrás para medirlos será con Google Analytics. Configura las conversiones y los objetivos para medir todo esto.

En el caso de trabajar contenidos de blog, por ejemplo, puedes destinar un apartado de tu informe de posicionamiento SEO al calendario editorial. Detallar los artículos que han salido con sus respectivas URLS, así como las propuestas del mes siguiente con su atribución de palabras clave en función del contenido y la intención de búsqueda.

Lo mismo sucede si llevas a cabo una estrategia de redes sociales. También podrás incluirla, así como cualquier otra acción que realices con el cliente y que pueda suponer mejoras y oportunidades en SEO.

¿Echas de menos algún aspecto? ¿Cómo harías tú un informe SEO más completo?

¡Cuéntanoslo en comentarios! Te leemos.

Suscríbete

Te enviaremos nuevos artículos sobre SEO y marketing online a tu email

Compartir en linkedin
Compartir en facebook
Compartir en twitter

Escrito por:

Juan Fran

Juan Fran

Juan Fran

Juan Fran

¿Que necesitas saber?

Deja un comentario

Descarga nuestro EBook gratuito

GUÍA SOBRE SEO PROFESIONAL

Un caso práctico para enseñarte cómo mejorar tu posicionamiento web