Cómo hacer un Plan de Marketing Digital para Triunfar en Internet

Plan de Marketing

Poner en marcha un buen plan de marketing digital es determinante para alcanzar el éxito en tu negocio, ya que permite conocer los puntos fuertes y débiles de la empresa, definir al buyer persona, establecer los objetivos… Y en definitiva, poner en marcha la maquinaria marketera en tu empresa.

Pero: ¿Cómo hacerlo?

☝ Antes de seguir: Suscríbete y recibe los próximos artículos sobre SEO y Marketing que publiquemos en tu email.

En este artículo te cuento, paso a paso, cómo desarrollar un plan de marketing online para triunfar en Internet.

Suena bien, ¿verdad? Ahora verás. 😉

¿Qué es un Plan de Marketing Digital?

Empecemos por el principio: Un plan de marketing digital es una hoja de ruta, que recoge la planificación de un proyecto online.

Normalmente es un documento vivo, con cierta flexibilidad para poder, al menos mínimamente, adaptarse a situaciones excepcionales (como podría ser la crisis sanitaria vivida en los últimos meses), así como para ser optimizado a medida que se extraen resultados de las acciones llevadas a cabo.

En el mismo se debe contemplar todo, todito, todo. Es decir, desde cuáles son los objetivos de negocio y de marketing, hasta cuál va a ser la estrategia para alcanzarlos, pasando por todos los detalles de cada una de las técnicas, herramientas y acciones a desarrollar.

Pasos para diseñar tu Plan de Marketing Digital

Como te adelantaba, lo ideal es que tu plan de marketing sea flexible para poder adaptarse a los imprevistos que puedan surgir. No obstante, hay algunos puntos que, por lo general, deberían aparecer en el documento:

1. Hacer un buen análisis de la situación

Para conocer la realidad en la que nos adentramos, es fundamental realizar un análisis de la situación.

El análisis DAFO (Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades) es muy útil para aproximarte a dicha realidad y tener una visión global.

Mientras que las amenazas y oportunidades hablan del mercado (la competencia, las tendencias de tu industria y del comportamiento de tu público objetivo), las debilidades y las fortalezas indican qué puntos de la empresa se deben mejorar y cuáles se pueden explotar.

→ Te puede interesar: Retos clave de la Transformación Digital para superar a tu competencia

Por supuesto, esto incluye el panorama digital, ante lo que cabe preguntarse:

  • ¿Ofrecemos servicios de calidad a través de Internet?
  • ¿La experiencia de navegación es la adecuada?
  • ¿Estamos empleando las técnicas y canales más eficaces?

MIRA, 👀 para analizar tu página web, que podría considerarse el epicentro de tu estrategia digital, te recomendamos tener en cuenta para empezar, estos 4 factores… y además de hacerte todas estas preguntas, por supuesto, darles respuesta.

  1. Contenidos: ¿Son suficientes y de calidad? ¿Son adecuados para el público objetivo? ¿Respetan la identidad corporativa? ¿Forman parte de una solida estrategia de marketing de contenidos?
  2. Usabilidad: ¿Pueden los usuarios desplazarse de forma ágil e intuitiva por tu web?
  3. Experiencia de usuario: ¿Es positiva o negativa? ¿Cuál es nuestra tasa de fidelidad o el porcentaje de usuarios recurrentes? ¿Y de rebote?
  4. SEO: ¿Tenemos una buena estrategia de keyword research? ¿Empleamos adecuadamente los encabezados? ¿Incluimos contenido lo bastante útil y original como para aportar valor tanto al usuario como al mismísimo Google (y otros buscadores)?

Cómo hacer un plan de marketing digital

2. Establecer los objetivos

Una vez conozcas las características del mercado, del público objetivo y de tu propia empresa… ¡Llega el momento de establecer los objetivos!

Definir una serie de objetivos SMART es fundamental para plantear el camino al que se van a dirigir todas las acciones.

→ Un inciso, para repasar qué es eso de smart:

  • S – specific = específico
  • M – measurable = medible
  • A – achievable = alcanzable
  • R – realistic = realista
  • T – Time-Bound = limitado en el tiempo

Estos no se deben confundir con los objetivos generales o de negocio (puramente económicos, cuantitativos y medibles a corto plazo. Por ejemplo, incrementar los ingresos).

Solicita presupuesto sin compromiso

Obviamente, el plan de marketing digital debe plantear los objetivos de marketing en el canal online.

¿A qué me refiero? A aquellos que deben contribuir al cumplimiento de los objetivos generales de la empresa, por descontado, pero se centran en la estrategia de marketing.

Por ejemplo: aumentar el tráfico web mediante una estrategia SEO, mejorar la reputación online y el posicionamiento de marca, alcanzar determinado número de seguidores en las redes sociales, entre otros.

Algo realmente importante es que, una vez determines los objetivos, establezcas los KPIs (Key Performance Indicator) con los que posteriormente valorarás el grado de cumplimiento de los mismos.

→ Si quieres conocer mejor los KPIs para medir la visibilidad conseguida con tu estrategia SEO, ¡dale un vistazo a este post!

3. Definir la estrategia

¡Aquí llega la chicha! Es el momento de elegir qué estrategias y tácticas emplear para encaminarte a los objetivos establecidos.

Por cierto, ¿conoces la diferencia entre ambas? Es sencilla:

  • Estrategia: Conjunto de acciones encaminadas a cumplir los objetivos de marketing. Por ejemplo, una campaña de linkbuilding.
  • Tácticas: Son las acciones concretas que, en su conjunto, forman la estrategia. Por ejemplo, lanzar un sorteo o publicar en las redes un vídeo corporativo como parte de tu plan de Social Media Marketing.

Cada táctica debe estar encaminada a un objetivo de marketing específico, desarrollarse en unos tiempos concretos y con determinadas herramientas. Y todo eso, deberías contemplarlo en tu plan.

Además, las acciones se difundirán a través de unos canales concretos (web corporativa, redes sociales, emailing o newsletter, etc.) y mediante determinadas técnicas (storytelling, narrativa transmedia o branded content, entre otras).

Por tanto, una vez definida la estrategia, es importante crear una tabla calendarizada que relacione todos estos conceptos, para poder aplicar la estrategia de forma eficaz y just in time.

→ Podría interesarte: Las claves de una buena estrategia omnicanal

4. Detallar el presupuesto

Aquí hemos venido a ganar, así que, no lo dudes: la rentabilidad es clave en tu plan de marketing digital.

Te recomiendo detallar y desglosar el coste de cada acción en tu hoja de ruta, al menos con estimaciones, o incluso, con diferentes escenarios que te ayuden a tomar decisiones.

Intenta responder a preguntas como: ¿Es viable la estrategia en su conjunto? ¿Tenemos que recortar en algo que no tenga mucho retorno? ¿Podemos invertir un poco más para optimizar resultados?

Resultados Plan de Marketing Digital

5. Medir, analizar y optimizar

Una vez ejecutado el plan de marketing digital, llega el momento de analizar los resultados.

No nos cansaremos de decirlo 😎:

Lo que no se mide no se puede mejorar

¿Cómo hacerlo? Con un buen plan de analítica que te ayude a analizar el ROI o retorno de la inversión realizada.

Antes de irme:

Contar con un buen plan de marketing digital es básico hoy en día para poder optimizar resultados, posicionarte por encima de tu competencia y ser un referente del sector.

¿Quieres poner en práctica lo que te cuento pero no sabes por dónde empezar? Contacta con nosotros. Estaremos encantados de asesorarte para diseñar un plan a la medida de tu proyecto.

Y si te ha gustado este post y quieres saber más sobre SEO y marketing digital, no olvides suscribirte para recibir todas nuestras novedades y consejos. ⬇⬇⬇


Guillermo Cotolí
Director de Proyectos
Publicado el

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *