Deja de vivir momentos de #TerrorEnLaOficina

Halloween2018-terrorenlaoficina

¿Alguna vez has estado más preocupado por tu marcas de sudor que por el conflicto de la reunión?, ¿o has creído que el mundo se acababa cuando te has derramado un café un minuto antes de reunirte con un cliente? Tranquilo, no estás solo. Las situaciones terroríficas en el trabajo son más comunes de lo que te imaginas y recuperar tu dignidad puede ser tan sencillo como contarnos cuál ha sido tu situación más terrorífica.

 

AgenciaSEO.eu se propone eliminar de tu vida estas situaciones regalándote la camisa de tus sueños. Participa en nuestro concurso y consigue la camisa de Sepiia que sobrevivirá a  las reuniones más tensas sin una marca de sudor, a todos tus viajes de negocio sin una arruga y con la que, además, te permitirá disfrutar de las comidas más arriesgadas sin que te lleves una mancha de recuerdo. Parece un sueño pero es real y en AgenciaSEO.eu te animamos a ser ese Director General, ese Ejecutivo de Marketing, ese Comercial o ese Creativo que siempre vaya elegante y con la cabeza bien alta salvándote de cualquier infortunio que se pueda presentar.

 

Lo necesitas y lo sabes

Son muchas las situaciones complicadas a lo largo de tu día en la oficina pero, ¿hay alguna que dé más miedo que el momento tenso de no quitarse la chaqueta estando a 30º para evitar el olor y las manchas de sudor? Lo dudamos.

Las camisas de Sepiia son tu prenda definitiva e indispensable a partir de hoy: antimanchas, transprirables y antiarrugas. Olvídate de planchar, de las camisas de “por si acaso” y del desodorante en el bolsillo las 24 horas del día.

 

¿Qué tengo que hacer para conseguir mi camisa antiterror?

Para participar en nuestro concurso solo tienes que seguir los siguientes pasos:

  1. Visita nuestras redes sociales (Facebook, Twitter o LinkedIn) y deja un comentario en cualquiera de las publicaciones realizadas sobre la acción.
  2. Cuéntanos en ese comentario cuál ha sido tu situación más terrorífica en el trabajo.
  3. No te olvides de usar el hashtag #TerrorEnLaOficina
  4. Síguenos en el canal que hayas participado para que te tengamos vigilado y podamos contactar contigo para regalarte una camisa.

 

Elimina las historia terroríficas de tu vida

Si ahora mismo no te ha venido a la cabeza alguna situación terrorífica vivida, posiblemente no seas una persona de fiar, pero como sabemos que hay de todo en este mundo, te contamos algunos casos reales en los que te vas a sentir identificado:

 

“El peor día de mi vida comenzó con una taza de café” Pedro, 30 años.

Era un día muy especial en mi oficina, tenía una reunión muy importante y aproveché para ponerme mi camisa favorita. La de las grandes citas. Les iba a impresionar seguro. Pero entonces…¡Pasó! Un cálculo erróneo de distancia entre mi boca y la taza de café hizo que me lo derramara completamente. De lado a lado. Busqué desesperadamente una solución pero lo único que conseguí fue una camiseta talla S de los Pokémon del hijo de María, de Recursos Humanos, y así tuve que ir a la reunión. Todavía hago esfuerzos para eliminar el recuerdo de esa reunión en mi cabeza y mi camisa favorita sigue oliendo a café. Ha perdido su mojo… Y yo con ella.

 

Campana-Halloween2018

 

“Pensé que mi día no acabaría nunca”, Claudia 32 años.

Mi día había sido perfecto, todo mi trabajo salió a tiempo, las entregas pendientes con los clientes habían tenido un feedback muy positivo y me sentía llena de energía y alegría. Todo iba sobre ruedas, al salir del trabajo había quedado con mi hermana para ponernos al día e ir a nuestro restaurante favorito y, por la noche, Netflix and chill con mi chico. En resumen, tenía claro que hoy iba a ser un día 10. Por fin llegó la hora, tenía el bolso en la mano y el cursor de mi ordenador estaba sobre el botón “actualizar y apagar”. Entonces lo oí. Las palabras “Claudia, ¿puedes venir un momentín a mi despacho?” resonaron con eco en mi cabeza y a cámara lenta. No me lo podía creer, mi día perfecto se iba al traste por unas milésimas de segundo, dudé en salir corriendo o ser una persona responsable. Cometí el error de ser una persona responsable. Cuando entré en su despacho intenté expresar mi prisa pero no funcionó. Mientras me hablaba de los KPIs establecidos para el próximo mes, el tic tac del reloj resonaba en mi cabeza y cada segundo que pasaba era una gota de sudor en mi camisa. Dos horas después conseguí salir, mi apariencia era lamentable, mi camisa chorreaba de sudor y lo único que quería era encerrarme en casa y no saber nada del mundo. Desde entonces, cada vez que tengo planes al salir del trabajo, tengo que llevarme una muda post-drama.

 

Campana-Halloween2018

 

“Sorry, I don’t understand” Jaime, 35 años.

Todo comenzó cuando mi compañero David se puso enfermo y no pudo asistir a la presentación de su propuesta del Plan Anual de Marketing a sus clientes. Como buen compañero, enseguida me ofrecí para sustituirlo y cuando me pasaron la presentación de la propuesta supe que mi vida se había acabado… Sí, tenía que hacerla en inglés. “Oh, fuck!”. Antes de comenzar la reunión y recibiendo a los clientes, mi sudor ya había traspasado la primera capa y se podía vislumbrar en la chaqueta del traje. Mi camisa había pasado de blanco a translúcida y casi, casi se me veían los pelillos del alerón. Además, notaba cómo la gente de mi alrededor se preguntaba qué era ese olor tan particular. No hay cena de Navidad que se resista a esa anécdota desde hace 10 años. El único consuelo que me queda es que aún puedo ir a esas cenas porque al cliente le gustó la propuesta…”

 

Campana-Halloween2018

 

¿Quieres evitar que te pasen estás situaciones? ¡Ya sabes que tienes que hacer! Sigue nuestros canales y participa en el sorteo de la camisa que te salvará la vida: