Redirecciones: Guía completa para dominarlas

Las redirecciones son fundamentales para enviar tanto a usuarios como a Google hacia nuevo contenido, sustituyendo recursos no disponibles y mejorando la experiencia de navegación y el SEO.

En esta guía, te explicaremos qué son las redirecciones y cómo implementarlas adecuadamente.

¿Qué son las redirecciones?

Las redirecciones son instrucciones que se les envía a los navegadores y rastreadores para indicarles que una dirección URL se ha movido a otra dirección distinta.

Es decir, permiten redirigir a los motores de búsqueda y a los usuarios a un nuevo contenido que sustituye a un recurso que ya no está disponible.

Por ejemplo, redireccionar a Google y a los usuarios que quieren encontrar la página web de venta de un concierto que ha finalizado a la categoría principal del sitio.

¿Por qué son tan importantes las redirecciones?

Las redirecciones son cruciales tanto para SEO, como para mantener una buena experiencia de usuario.

Cuando un usuario se encuentra con una página de error 404, experimenta una mala experiencia de navegación, se encuentra perdido y posiblemente abandone el sitio. Lo que puede suponer la pérdida de una posible conversión.

Por otro lado, para conservar parte del posicionamiento conseguido con una URL, esta debe ser redirigida.

Y, entre otros motivos, crear redirecciones es importante para mantener la autoridad transmitida a través de los backlinks recibidos a una URL.

¿Cuándo utilizar las redirecciones?

Las redirecciones son instrucciones que deberás utilizar siempre que una dirección del sitio deje de estar disponible. Es decir, cuando se modifique la dirección URL o una página deje de ser pública.

Algunos ejemplos en los que se necesita realizar redirecciones son:

  • Migraciones de sitios web.
  • Eliminación de contenido obsoleto.
  • Al corregir errores en la dirección URL.
  • Tras realizar cambios en la estructura de URLs.
  • Páginas utilizadas de forma temporal.
  • Etc.

Tipos de redirecciones

Por lo general, las redirecciones 301 son el tipo de redireccionamiento más utilizado y que te convendrá aplicar en la mayoría de casos.

Sin embargo, no es el único, por lo que a continuación mencionaremos los principales tipos de redirecciones:

Redirección 301 (Movido permanentemente)

Una redirección 301 se utiliza para indicar que el contenido de una URL se ha movido a una nueva dirección de forma permanente.

Este tipo de redirección permite conservar la mayor parte de la autoridad conseguida y que el posicionamiento se vea lo menos afectado posible.

Dentro de las redirecciones permanentes, también podemos encontrar el tipo de redirección 308, pero, por lo general, solo se aplicarán en sustitución a una redirección 301 cuando a nivel de programación se considere más adecuado.

Redirección 302 (Movido temporalmente)

Las redirecciones 302 se aplican para indicar que el contenido de una URL se ha movido de forma temporal.

Es decir, se emplea este tipo de redireccionamiento cuando se espera que la URL original vuelva a estar disponible en el futuro.

Por ejemplo, una página en estado de mantenimiento, puede emplear una redirección 302 a una URL de señal de aviso, hasta recuperar su dirección original.

Otra forma de aplicar una redirección temporal es a través del tipo de redirección 307, pero, por lo general, serán menos utilizadas, al menos que considere una opción más adecuada por parte del desarrollador.

Redirección 303 (Ver Otro)

Las redirecciones 303 no se aplican para funciones de SEO, sino, principalmente, para evitar que el contenido de un formulario se vuelva a enviar, redirigiendo al usuario a una página de confirmación o de agradecimiento.

Redirecciones Meta Refresh

La meta actualización es un tipo de redirección que indica al navegador que actualice o cambie la dirección URL cuando transcurra un cierto periodo de tiempo.

Las redirecciones Meta Refresh son un tipo de redireccionamiento que se emplea en el código HTML y no a través del servidor.

Este tipo de Redirect no es utilizado desde un punto de vista SEO, y su uso debe tratarse con cuidado, ya que pueden confundir a los motores de búsqueda y a los usuarios.

¿Cómo implementar las redirecciones?

Aunque existen muchas formas de aplicar las redirecciones, para la mayoría de casos, se aplicarán a nivel de servidor (editando el archivo .htaccess) o a través de un plugin en el caso de WordPress.

Cómo crear una redirección editando el archivo .htaccess

Si accedes al panel de administración de archivos de tu servidor o al ftp, encontrarás el archivo .htacces:

crear redireccion en htacces

Dentro de este archivo, podrás subir las redirecciones o reglas de redirección que desees aplicar.

Para realizar una redirección 301 simple, se verá una línea de código similar a:

Redirect 301 /url-antigua/ http://www.ejemplo.com/nueva-url/

Es importante mencionar que antes de realizar cualquier edición sobre este archivo, deberías descargar una copia del archivo previamente, ya que cualquier error en el código puede afectar el funcionamiento del sitio.

Cómo generar una redirección en WordPress

En el CMS de WordPress, encontrarás una amplia variedad de plugins que te permitan crear redirecciones de una forma muy sencilla.

Uno de los complementos más utilizados es el plugin redirection. Desde este complemento, simplemente tendrás que incluir la dirección antigua y la URL a la que desees redirigir.

crear redireccion en wordpress

Buenas prácticas para crear redirecciones en SEO

A la hora de generar redirecciones, es importante tener en cuenta algunos aspectos para que estas redirecciones aporten una ventaja a tu sitio y, sobre todo, que no perjudiquen tu posicionamiento.

Redirige a contenido similar

Una URL redirigida debe enviar a los crawlers y a los usuarios a un contenido relacionado con la URL original.

Principalmente, aconsejamos relacionar el contenido con aquella página que comparta un contenido muy similar, de no ser posible, redirigir a la URL que se encuentre en un nivel superior.

Es decir, si se elimina la dirección de un producto, en caso de no contar con un producto similar, redirigir a la categoría de ese artículo.

Evita cadenas de redirecciones y bucles

Las cadenas de redireccionamiento ocurren cuando una redirección no redirige directamente a la página de destino final, sino que existe más de una redirección en el camino.

Screaming Frog es una de las herramientas que te ayudará a detectar estas cadenas de redirecciones.

Los bucles de redirección suceden cuando se crea una mala configuración de las redirecciones y varias páginas se redirigen entre ellas.

Es decir, la URL A redirige a la URL B, y la URL B a su vez redirige de vuelta a la URL A.

Por lo tanto, procura llevar un registro y revisión de las redirecciones que crees en tu sitio.

Modifica los enlaces 301 internos

Cuando crees la redirección de una o varias URLs, ten en consideración que cualquier enlace interno que exista dentro de tu sitio, generará una redirección 301 interna.

Los enlaces 301 internos, aunque no son un error grave de SEO, tienen un impacto en el posicionamiento, reduciendo la velocidad de carga y desperdiciando el presupuesto de rastreo.

Por lo tanto, después de redireccionar las páginas de tu sitio, lo más adecuado será modificar esos enlaces internos para que apunten a la URL de destino final.

Contenido duplicado

Para que un sitio web sea óptimo para SEO, este debe tener configuradas algunas reglas de redireccionamiento que eviten la creación de contenido duplicado:

  • Páginas con www y sin www: la versión de la URL con www, debe redirigir a la versión contraria o viceversa.
  • URLs http/https: las direcciones en http, deben redireccionar a la versión https.
  • Barra final: las direcciones sin barra final, deben dirigir a su versión contraria o viceversa.

En esta guía de las redirecciones 301, puedes ver cómo solucionar estos errores a través de la implementación de un fragmento de código en el archivo .htaccess.

En resumen, las redirecciones son una parte fundamental para llevar a cabo un mantenimiento adecuado de cualquier web, para detectar errores de redireccionamientos y otros errores técnicos, puedes solicitarnos una auditoría SEO.

Escrito por:

Jamil

Jamil

Especialista en SEO y Marketing Digital. Apasionado del aprendizaje continuo y de la difusión de mi conocimiento con artículos en blogs especializados en publicidad y marketing digital. En mi día a día trabajo como Consultor SEO en agenciaSEO.eu, con Máster en SEO, SEM y Analytics en IEM Business School.
Jamil

Jamil

Especialista en SEO y Marketing Digital. Apasionado del aprendizaje continuo y de la difusión de mi conocimiento con artículos en blogs especializados en publicidad y marketing digital. En mi día a día trabajo como Consultor SEO en agenciaSEO.eu, con Máster en SEO, SEM y Analytics en IEM Business School.
¿Que necesitas saber?

Descarga nuestro EBook gratuito

GUÍA SOBRE SEO PROFESIONAL

Un caso práctico para enseñarte cómo mejorar tu posicionamiento web